Al fraccionar el aceite de palma se obtienen dos productos: la oleína y la estearina de palma. La primera es líquida en climas cálidos y se mezcla con cualquier aceite vegetal. La otra es la fracción más sólida y sirve para producir grasas, principalmente margarinas y jabones. Las propiedades de cada una de las porciones del aceite de palma explican su versatilidad, así como sus variadas y numerosas aplicaciones.

secciones del supermercado

Cuidado personal, salud y belleza

Mascotas

Niños

Artículos para el hogar

Congelados

Pasabocas

Bebidas

PANADERÍA Y PASTELERÍA

COCINA